Gasta menos en luz y gas en casa

Sólo la energía renovable puede permitir mantener un estilo de vida sustentable y compatible con el medio ambiente a largo plazo. A final del 2005 la energía primaria producida en México tuvo como origen el petróleo con 59.7%, el gas natural con 30.3%, la hidroelectricidad con 4.3%, el carbón con 4.1% y la núcleo electricidad con 1.6%. Así mismo la capacidad instalada de generación geotérmica era 953 MW, y la capacidad fotovoltaica de 18.2 MW, la eólica de 3MW.

La energía solar, el poder del viento, la biomasa, la energía geotérmica y hidroeléctrica son fuentes naturales de energía que no contaminan y hay prácticamente un numero infinito de formas en que estos recursos pueden utilizarse.

México se localiza en el denominado cinturón de máxima irradiación global, el que se ubica entre las latitudes 30ª norte y 30ª sur. Prácticamente la potencialidad de esta irradiación solar, se encuentra distribuida en todo el territorio nacional. Algunas regiones ubicadas en el norte del país como Sonora y Baja California cuentan con el promedio más alto del planeta de radiación solar. La Ciudad de México es una de las cinco principales en el mundo que recibe anualmente mayor cantidad de radiación solar.

La energía solar es justamente la emisión de luz por parte del sol que es captada por la tierra de manera pasiva o activa, en su forma pasiva su aprovechamiento no requiere de dispositivos o tecnología específica, simplemente se aprovecha como iluminación dependiendo el diseño de los inmuebles donde incide, por otra parte la captación activa se vale de tecnología que permite transformar la energía solar en  energía térmica y en energía eléctrica, esta última posible gracias al efecto fotovoltaico.

 

TECNOLOGÍA SOLAR TÉRMICA PARA AHORRAR LUZ Y GAS

El mercado mexicano cuenta con al menos tres tipos de tecnología, todos son captadores conocidos como calentadores solares, colectores solares o captadores solares, su función es calentar un fluido para ser utilizado posteriormente, las aplicaciones más comunes son las de calentamiento de agua para uso comercial, industrial, sanitario, climatización de viviendas, albercas, refrigeración e incluso generación de electricidad y en general se utilizan para abastecer de agua caliente en forma autónoma o alternada con los sistemas de calentamiento tradicionales que funcionan a base de combustibles fósiles.

 

Los componentes principales que integran un sistema térmico solar para calentamiento de un fluido son: captador solar (colector o tubos), recipiente de almacenamiento o termo tanque, tuberías, inter conectores, accesorios y en algunos casos controladores. Este tipo de tecnologías pueden conseguirse con nosotros pero le recomendamos los calentadores solares de tubos, ya que estos modelos son la última generación en tecnología solar térmica.

 

El colector solar plano es usado a no más de 100°C y comúnmente se ocupa para calentamiento de albercas o para servicio de regaderas en industrias, los tubos evacuados al vacío calientan el agua de 50  los 190ºC, los tubos evacuados absorben además de los rayos solares directos, el calor del medio ambiente y la radiación solar difusa cuando esta nublado, cada tubo de cristal tiene un tubo interior y otro concéntrico, entre ellos hay un vacío, en su interior que transfiere la energía mediante tubos de calor que van interconectados mecánicamente a un intercambiador de calor. La pérdida de calor es eliminada porque no hay aire que conduzca el calor o lo circule y cause pérdidas.

 

La tecnología más reciente son los captadores de tubos con transmisor de calor (heat pipe) similares a los tubos evacuados en apariencia pero con rendimientos superiores, puesto que tienen un elemento adicional, un tubo de cobre retenido entre dos aletas, este tubo superconductor sometido también a vacío contiene una mezcla de componentes líquidos, que aceleran su conductividad, este se llama calo portador. El fluido se evapora por efecto de la radiación solar, asciende hasta el extremo superior del tubo que se encuentra a temperatura inferior, esto hace que el vapor se condense ceda su energía y retorne a su estado líquido cayendo por acción de la gravedad a la parte inferior del tubo, donde al recibir más radiación vuelve a evaporarse y comienza de nuevo el ciclo.

 

Luego tenemos los módulos fotovoltaicos, también conocidos como paneles solares, todos ellos disponibles en diferentes potencias que van desde 10W hasta 240w, la función de estos equipos es generar energía eléctrica a partir de la captación solar. Están compuestos por un conjunto de celdas solares (amorfas, poli cristalinas y mono cristalinas)  fabricadas en silicio en su mayoría, otras son hechas de otro tipo de semiconductores como el seleniuro de cobre, indio, teluro de cadmio y arseniuro de galio.

 

La mayor parte de esta tecnología es importada de países como España, Alemania y China. La industria de Alemania es proveedor de un creciente número de mercados extranjeros adicional a su mercado local, entre ellos México.

 

A finales de 2004, la capacidad mundial instalada fue de 2599 MW, a finales de 2003 y finales de 2004 esta fuente de energía incrementó a 44.5%, lo que implica un aumento importante aún a pesar de los costos de producción. La compra de sistemas fotovoltaicos tiene retornos a largo plazo por lo que las inversiones en energías alternativas se deben revisar muy bien. Algo que en INDISECT hacemos perfectamente.

 

Según datos de la Asociación Nacional de energía Solar (ANES), la capacidad fotovoltaica instalada al 2008 fue de 19 MW y la tendencia aunque lenta es creciente. Las expectativas del crecimiento de la industria de la energía solar en el mundo hacia 2030 consideran que contribuirá en esta década con un 10% de la electricidad producida en el mundo.